Tu vestido, tus reglas

4 (2)

¡Ha llegado el momento!

Después de toda la alegría y emoción vivida por la decisión de casaros, te toca empezar a pensar en serio qué vestido de novia llevarás el día de vuestra boda.

 

Lo que hasta entonces había sido un juego…, ahora ya implica tomar decisiones.

Creías que tenías claros tus gustos, pensabas que sabías qué es lo que mejor te sienta, cómo llevarías el pelo… De hecho, tienes una carpeta en Instagram con fotos de vestidos que ya habías pensado que te probarías cuando llegase el momento… Pero, ¿qué ha pasado con todo ese trabajo previo? ¡De repente, todo son dudas en tu cabeza!

 

¡Ay, amiga!

 

Que no es lo mismo fantasear con ese día, que ver que en menos de un año tu boda será real. Pero tranquila, tenemos algunos tips que hemos ido aprendiendo durante todo este tiempo de todas nuestras #softandwilbrides que creemos que pueden ayudarte:

 

  1. Lo primero y más importante, no te olvides nunca de que este proceso de elegir tu vestido de novia tiene que ser bonito. Tendrá emociones de todo tipo sí, pero disfrútalo. Es un momento único y muy creativo que puede llegar a ser muy divertido!

Así que, si en algún momento te agobias por alguna razón, respira profundo.  Y recuerda que, en el fondo, da igual qué vestido lleves. Estarás tan sonriente y feliz el día de vuestra boda que es lo que realmente te hará brillar.

 

  1. Tu vestido tiene que reflejar tu esencia, le pese a quién le pese.

Y si tú eres una tía cañera y rebelde, obviamente, con un vestido estilo princesa no te vas a sentir muy cómoda. Así que sentido común. Tu abuela tendrá que verte vestida de pastelito en otra ocasión. De hecho, tenemos una historia que seguro a tu abuela le encantará.

 

¿Sabías que el uso del color blanco en el vestido de novia empezó a utilizarse en 1558 por María Estuardo, Reina de los Escoceses , como un acto de rebeldía? En aquel momento el color blanco era el utilizado para el luto.

Esa fue su manera de sentirse empoderada ese día, ¿se te ocurre cuál va a ser la tuya?

 

  1. Puede que te gusten varios estilos que no tienen nada que ver entre si.

No, no te has vuelto loca de tanto mirar vestidos de novia.

Seguro te has preguntado alguna vez por qué da tanto miedo una tormenta y después está tan calmado y bonito el campo. O por qué, hay veces que parece que el mar es peligroso y otras te invita a que entres y disfrutes de su paz. Qué aterrador parece un huracán, y qué felicidad la brisa del mar.

 

En Natural Bride creemos que en los contrastes hay mucha belleza. Así que, te invitamos a que te sientas libre para transmitirnos todas las ideas que se te pasen por la cabeza, por muy raras o locas que te parezcan. Estamos seguras de que si juntamos tu personalidad y nuestra creatividad saldrá algo precioso. ¡No hay nada más poderoso y femenino que compartir!

 

  1. Si después de probarte varios de nuestros vestidos no consigues decidirte por ninguno, porque hay varios, que te parecen tan sumamente perfectos , que eres incapaz de elegir uno… tenemos un problema.

Pero no te preocupes, no es tan grave como parece.

Nuestras estilistas te harán varias preguntas sobre la celebración que seguro que te ayudan a tomar una decisión.

 

  1. Exprésate con total claridad y naturalidad.

Sabemos que nos acabamos de conocer, pero queremos que sepas que en nuestra boutique puedes sentirte como en casa. Estás eligiendo tu vestido de novia y aunque sabemos que no es una tarea sencilla…. Queremos que te vayas segura con la decisión que has tomado. Y que tengas claro que, ¡el vestido sólo estará finalizado cuando tú digas!. Para nosotras no hay nada más gratificante que, que te sientas segura con la elección y el acabado de tu vestido.

 

Ahora que ya te hemos compartido alguno de nuestros secretos, ¿te animas a venir a conocernos en persona y vivir la experiencia Natural? Estamos 100% seguras de que te vamos a sorprender. Reserva tu cita y visítanos en nuestra boutique.