3 tips que te ayudarán a elegir tu vestido de novia

2 (5)

¿Eres capaz de imaginarte el día de tu boda con vestido incluido?

O por el contrario, por mucha ilusión que te hace la celebración, y aún habiéndote probado ya varios vestidos no terminas de sentirte cómoda, ni decidir cuál es tu estilo.

También puede pasar, que durante tu visita a nuestra boutique hayas encontrado dos o tres vestidos de novia que te parecen preciosos y tan tú…, ¡que tampoco ayuda a tomar una decisión!

No te preocupes, la búsqueda del vestido de novia es una experiencia llena de emociones y, aunque mayoritariamente son positivas, es posible que tengas algún momento en el que sientas un poquito más la presión.

Por eso queremos darte algunos consejos que pueden ser de utilidad a la hora de decidirte por tu vestido de novia.

  1. Piensa en tu vestido favorito, busca mentalmente en tu armario ese vestido que siempre que te pones aciertas. El que te hace sentir segura, y cuando te lo pones, siempre llevas una sonrisa dibujada en la cara.

¿ Qué es lo que te gusta de ese vestido o de esa prenda?

En realidad lo que queremos es que detectes si es el corte, la forma o el tejido lo que te gusta. 

Te ayudará a conocer qué es lo que te sienta bien y siempre podrás adaptarlo en tu vestido de novia. Recuerda que una de las premisas para elegir tu vestido de novia es que te sientas cómoda y segura con él, eso te permitirá disfrutar del día sin tener que preocuparte de nada. Puedes leer más sobre por qué es tan importante estar cómoda el día de tu boda en nuestro post anterior. 

  1. Piensa en el lugar y la fecha de la celebración.

Esto seguro que te ayuda, no buscarás el mismo vestido si habéis decidido casaros en la playa en verano, si lo celebráis en la montaña durante el otoño o si habéis decidido casaros en invierno en vuestra ciudad favorita.

El clima es un factor importante a tener en cuenta, pero piensa también que hay muchas modificaciones que se le pueden hacer a tu vestido de novia para adaptarlo.

Así que, si el vestido de tus sueños es de manga larga y te casas en agosto… ¡No te preocupes!

Sé sincera con nosotras que seguro que hay algo que podemos hacer para que no tengas que renunciar a él. Tu personalidad y nuestra creatividad harán que brilles, todavía un poquito más, el día de tu boda.

  1. Déjate llevar por tu corazón.

Las dos premisas anteriores te pueden ayudar.

Pero nosotras, que somos de las que piensan que el corazón nunca se equivoca. Y hemos visto a muchas de vosotras volver meses después a por el vestido de novia que les robó el corazón, porque han sido incapaces de encontrar otro igual…  creemos que es importante que sigas tu intuición, que seguro que en muchas otras ocasiones ya le has tenido que dar la razón.

No sabemos si estos tips serán los que finalmente te ayuden a tomar una decisión. Lo que tenemos 100% seguro es que una vez te hayas decidido por tu vestido de novia, vas a sentirte tan feliz… ¡qué no podrás reprimirte!.

¡Y desde aquí te pedimos que ni lo intentes!

Disfrutamos mucho con vosotras cuando gritáis, lloráis de emoción o bailáis por toda la boutique al son de vuestra música canción favorita.

Esos momentos únicos que nos regaláis son el motor de nuestros días.

¡Gracias por compartir vuestra felicidad con nosotras!