Preocupaciones de una novia a una semana de su boda y cómo resolverlas

Siempre hablamos de la parte bonita de los preparativos de una boda. De la experiencia  de encontrar tu vestido de novia y compartirlo con tus personas favoritas, de la ilusión con la que tomas decisiones para preparar los detalles de los invitados, de la emoción con la que nos cuentas la inspiración de tu día B… 

Pero sabemos que también existen muchas preocupaciones, y más cuando ha empezado la cuenta atrás real hacia tu esperado día.

 

Si estás a menos de un mes de tu boda probablemente todo lo que leas te va a sonar familiar. Pero tranquila que también te vamos a dar algunas soluciones para esos pensamientos repetitivos en tu cabeza.

Foto: @chiquitaysalvaje
  • El tiempo. Sí, un clásico. Por mucho que hayas pensado celebrar la boda en el mes más seco del año, ésta siempre puede aparecer. Y te podemos asegurar que la primera vez que ves una nube con lluvia en tu app del tiempo se te paraliza por un momento la respiración. Nuestra recomendación en este tema es la siguiente: 

 

  1. Siempre que busques un sitio para la celebración asegúrate de que tenga la posibilidad de un plan B en caso de lluvia (lo sé, quizá estás leyendo esto un poco tarde, pero pregúntalo ya mismo para pensar en posibles soluciones si ellos no te las proponen) 

 

  1. Acéptalo. Como ya te lo habrás podido imaginar no tenemos ninguna receta mágica para eliminar la lluvia de tu día. Nuestra recomendación es que no deberías permitir, que algo que no depende de ti, se lleve toda tu ilusión. Así que enfádate, quéjate y saca tu rabia,  pero vuelve rápido a ser la que quiere vivir al máximo el día de su boda y no piensa dejar de disfrutar ni un segundo llueve, nieve o truene! 
Foto: @boandluca
  • Las mesas. Si ya de por sí pensar cómo vas a sentar a tus invitados es una comedura de cabeza… hay que añadir las diferentes restricciones que cada comunidad tiene, gracias a nuestro invitado sorpresa “el coronavirus”.

 

Un día podrás hacer mesas de máximo 6 personas , al día siguiente serán de 10 y una semana antes de tu boda… Una semana antes de tu boda puede que todavía no sepas mucho más. Pero nosotras hemos escrito este blog para tratar de calmar tus  preocupaciones. Así que aquí va nuestra recomendación: 

  1. Estamos convencidas de que todos tus invitados son conscientes de la situación actual y comprenderán cualquier decisión que toméis. Intentad hacer siempre lo mejor, pero tampoco os obsesionéis si no os cuadra tal y como habíais pensado. 

 

2. Hablad con aquellos invitados que quizá no estarán sentados donde esperan y explicarles la situación. 

 

3. Estamos también seguras que será divertido para ellos conocer gente nueva.

 

Foto: @pinterest
  • La organización. Si eres de las que le gusta tener todo bajo control… Bienvenida al punto más difícil del día B. Llevas un año (o más) preparando tu boda. Y aunque hayas pensado y preparado cada detalle, ese día vas a tener que confiar en todos los proveedores de los que te has rodeado y delegar al 100% recuerda que son profesionales en hacer ese día único. Tú solo tendrás que centrarte en disfrutar cada segundo, porque ¡el tiempo vuela! 


  • Olvidarse de algo. La experiencia propia nos dice que ésta es una de las preocupaciones que se aparecen en tu cabeza cada noche. Entra sin llamar siquiera a la puerta y te obliga a hacer una lista mental de lo que todavía te falta por hacer, lo que no se te puede olvidar y seguro que alguna nueva cosa más en la que ni siquiera habías pensado. Para esto tenemos un truco muy sencillo que te puede ayudar a no repetir constantemente esa lista mental. Coge papel y boli, o abre el apartado de notas de tu móvil y escribe ahí esa lista de tareas. Tu cerebro descansará un poquito más seguro, ahora ya no tiene la presión de tener que acordarse. 

 

Foto: @pinterest
  • El vestido de novia. ¿Y si mi peso ha variado mucho y ya no me queda bien el vestido? ¿Y si hay algo que no está cómo esperaba? ¿Y si no le gusta a mi pareja? ¿Y si…? ¿Y si…? Prepárate para escuchar la mejor de las recomendaciones, que en esto tenemos ya un largo recorrido.

 

Tu vestido de novia es perfecto para ti. Lo elegiste o lo diseñaste junto a nuestro equipo llena de ilusión y en cada una de las pruebas hemos ido empapándonos de tu esencia para hacerlo más tú que ningún otro vestido de novia que hayas visto jamás. 

Cosas como la variación de peso o los detalles del vestido de novia no son un problema, tú siempre serás la que decide cuándo el vestido está tal y como a ti te gusta. Recuerda que desde un principio hemos llevado un lema por bandera:  “Tu vestido, tus reglas”.  Así que puedes estar tranquila, tus personas favoritas y  en especial tú, habéis hecho un gran trabajo eligiendo ese vestido de novia. En cuanto a tu pareja… ¡Va a flipar cuando te vea! Prometido.

 

Hemos intentado resumir las preocupaciones más comunes, pero si eres una de nuestras #softandwildbrides y tienes alguna preocupación más que quieras compartir con nosotras ¡aquí estamos! 

¡Encantada de conocerte ! ¿Con qué imágen te sientes más identificada? Selecciona todas aquellas que consideres y pulsa siguiente.

¿Qué parte de abajo te identifica más? Selecciona aquellas que consideres y pulsa siguiente.

Mangas
Apertura
Algo de color
Bordado
Larga cola
Espalda abierta
Cuello alto
Escote en V
Capa
Sobrecola
Velo
Que sea dos piezas

¿Qué elementos estarán sí o sí en tu vestido? Selecciona todo aquellos que consideres y pulsa siguiente.

Mangas
Apertura
Algo de color
Bordado
Larga cola
Espalda abierta
Cuello alto
Escote en V
Capa
Sobrecola
Velo
Que sea dos piezas

¡Felicidades!

Podrás programar una cita de diseño con una estilista y recibir un boceto de tu vestido.

Una asesora se pondrá en contacto contigo.

Nuestro sitio almacena cookies para personalizar tu experiencia! Al continuar navegando estás aceptando su uso.